jueves, 27 de marzo de 2008

Pensamientos en clase...

...Ya desde incluso antes de llegar a la universidad te estás encontrando con gente amable. En el Metro, sin ir más lejos. ¿Quién no se ha encontrado alguna vez con alguno de esos amables seres que se encargan de poner la música a toda pastilla para compartirla con el resto de pasajeros? ¡Y sin que nadie tenga que pedírselo!

¿Y cuando llegas a clase? Me negaréis el encanto que tiene estar rodeado de gente a la que no conoces y que al entrar te miran como si fueras nuevo... cada día. En mi caso es especial. ¿Alguna vez habéis visto al vendedor de cómics de "Los Simpsons"? Sí, aquél friki con coleta. Pues contaré un secreto: existe. Además, existe y más de uno. Yo mismo tengo la "suerte" de compartir vida académica con un centenar de ellos. Antes de que me compadezcáis, ya os digo que no hay de qué preocuparse: son seres con sociabilidad limitada. Limitada a exactamente 30 cms, el espacio que separa su cara con la de la pantalla de su mac. Sólo hay dos formas de que preste atención a otra cosa, y son dos frases: "yo uso Windows", con la que habrás creado su enemistad tras haberte puesto a parir a tí, a Bill Gates y, de paso, a la economía mundial. La otra frase es "Star Trek es cutre", con lo que también te habrás ganado un enemigo (ya te avisé de que son seres más antisociables que Carod Rovira en la Feria de Abril).

Todo esto no evita que te lo pases bien con ellos en clase. No sabéis lo que os perdéis aquellos que no tenéis frikis en vuestras clases (vale, saléis ganando, lo reconozco) porque no veréis cómo, ante una explicación de algo que es inamovible en el mundo de la informática, un friki suele intentar rebatírselo al profesor. Estos combates verbales suelen acabar con el friki herido en su orgullo ante el mejor conocimiento del profesor (aunque el friki no lo admita). Con su cabeza llena de unos y ceros de puro odio, acuden al lugar donde ellos son los auténticos reyes (o eso creen): Internet. Internet es su reinado y los foros de discusión sus castillos.

Inicialmente, la red de redes comenzó como una pequeña red cuyo cometido era el de una mantener las comunicaciones vitales de los EE.UU. en el posible caso de una Guerra Nuclear. Así fue como comenzó el reinado de los frikis. Ellos arrebataron esta red al ejército americano con el fin de llenarlo de porno y manga. De esta forma, ya no necesitaban la reproducción con un ser humano hembra (ésta es la versión oficial, la realidad es que desean follar como conejos, pero los conejos no quieren saber nada de ellos). Una vez que sus necesidades fisiológicas quedaron abastecidos, crearon los foros. Ahí es donde ellos se convierten en una especie de justicieros sabelotodo ocultos bajo un pseudónimo, a poder ser que inspire miedo justiciero en sus enemigos (Ocelot_16, MonoEnfadado, Mac_Tiránico...) y donde ellos deciden quién es digno de ser contestado a sus dudas y quién es un "troll" (sí, ellos los llaman así, consideran a los troles seres molestos, mientras que los seres humanos consideran a los frikis seres molestos, es una cadena, al fin y al cabo).

Lo mejor llega los días de júbilo para ellos, hacia el final de cada cuatrimestre. ¿Porque llegan las vacaciones? ¡No digas tonterías! Es porque llegan... (redoble de tambores)... ¡los exámenes!

Después de querer demostrar sin que nadie se lo pida durante todo el cuatrimestre que sus prácticas son mejores a las de los seres humanos con los que tienen que compartir enseñanza, llega por fin el día en que han de mostrar sus conocimientos ante sus enemigos: los profesores. Y a la salida del examen no te molestes en intentarlo, ellos no conocen el significado de la oración: "No quiero hablar del examen", porque seguirán preguntándote qué respuesta has dado en cada pregunta (no porque les interese si te ha ido bien el examen, sino para confirmar que ellos lo han hecho bien, porque, recuerda, si tú no has escrito lo mismo que ellos, es que TÚ te has equivocado).

3 comentarios:

José Luis dijo...

Caes en ciertos tópicos, como que todos los frikis son iguales que como bien sabrás no es así. Pero bueno, lo tomaré como una licencia artística del monólogo XD.

Yo diría que hay gente más molesta que los frikis empedernidos, fíjate un poco cuando estés en segundo y verás por qué lo digo.

David dijo...

muy buen monólogo !!!

enhorabuena ;)

Anónimo dijo...

WWoo, vaya escritor que tenemos por aquí escondido. me has arrancado unas cuantas sonrisas. pero eso sí, se me ha hecho cortiiisimo, asi que a ver cuando haces el siguiente que ya tengo ganas de leerlo.

AIDA